EN LA VIDA REAL

14 Jul

En la vida real juego a ser Yabrán, estornudo frente al espejo y NO hago trampa con los naipes por temor a que me descubran.

En la vida real les dejo el lugar a las señoras mayores en el Rapipago, solo si me dicen la edad que tienen.

En la vida real me levanto a la madrugada, me como dos cucharadas de Nesquick y me vuelvo a acostar. En la vida real me eligen último en el pan y queso, y me persigo con cámaras ocultas inexistentes.

En la vida real bajo la ventanilla del auto para oler la nafta súper en la estación de servicio, le tengo miedo a los perros de la calle y le presto mucha atención al pronóstico del tiempo.

En la vida real descreo de las personas con maletines, uso pijama para dormir la siesta y pago las facturas antes del primer vencimiento.

En la vida real nunca toco el timbre del bondi, espero a que alguien lo haga, aunque me tenga que bajar tres cuadras más lejos de lo previsto.

En la vida real no suelo mirar de principio a fin un partido de tenis, me da desconfianza intercambiar mates con extraños y todavía colecciono figuritas .

En la vida real miento mucho. Pero en esta, en la que me toca vivir todos los días, soy más sincero escribiendo.

Anuncios

VUMIA ESTRENA”MORFINA”

23 Jun

VUMIA está formada por Agustín Molio en guitarra y voz, Nicolas Molio en guitarra y teclados, Damian Villalba en Bajo y Bruno Villar en bata.

De música independiente, existencial y alternativa. Sus temas nos arrastran por atmoferas espaciales y sensibles pero no menos oscuras. Densas, también.

Con mas de diez temas propios se preparan para transitar un camino en el que se divisa un amplio horizonte con cortinas de niebla y un sol de amanecer.

Acá MORFINA, el estreno de VUMIA:

Sigue leyendo

ASÍ DE GRANDE

8 Abr

A medida que vamos acumulando historias, nos empezamos a ver atravesados por otro tipo de cosas, cosas más serias.
Así es como tener pensamientos anchos y profundos es de grande. Es de grande también no reírse en situaciones inadecuadas; es de grande siempre estar al tanto del pronóstico extendido. Conocer cosas y tener opiniones forjadas sobre temas “de grande”, como la situación económica y política argentina y mundial. Ahora sabemos un poco más sobre todo: sobre cine, sobre música; sabemos bastante más sobre el horóscopo; sobre los diarios. Podemos discernir claramente entre un pro y un contra; entre un mate argentino y uno uruguayo, entre una chacarera y una samba. Sabemos muy bien qué se perdona y qué no. Lo bueno y lo malo está tan claro para nosotros los grandes…
Siendo grandes, no hablamos de pavadas, a menos que sea el momento. Llegamos puntuales. Nos quejamos si el vuelto no está correcto. De más está decir que una persona grande nunca queda mal parada.
Podemos distinguir los distintos tipos de tos.
Sabemos qué clase de té es mejor para cada situación. Decimos “si” o “no” según lo consideremos más oportuno.
Nosotros los grandes no somos unos improvisados. Nosotros separamos la basura.
Nos sentimos incómodos y ridículos en el carnaval. No podemos parar de pensar en cómo arreglar el grifo; porque ahora nosotros pelamos cables, enchufamos y desenchufamos, cargamos y descargamos cosas.
Si jugamos a algo, ha de ser un juego lleno de reglas y peros, y nuestro fin último es ganar, claro.
A decir verdad, ahora estoy confundida. Decir la verdad, ¿no es de grande?
Yo, a veces, no sólo pienso pavadas, sino que muchas las digo.
Me da vergüenza confesar que la oscuridad no me da lo mismo. Que, muchas veces, miro hacia abajo y escondo una risita, sobre todo cuando no sé qué decir. A veces no sé bien bien lo que siento. No sé si quiero y amo, ¿cuál es la diferencia?
A mí me gustan los juegos simples, y casi nunca me canso de jugar. Soy grande, sí, pero me río sola de vez en cuando.
Eso sí, sé cosas… Sé varias cosas. Sé más cosas que antes, más que hace un ratito incluso. Generalmente prefiero el mate argentino con yerba uruguaya; me gusta bailar; prefiero el escondido ante la chacarera. Sé que soy de tauro y, según me han dicho, un poquito mal arriada.
Soy grande, pero me pongo colorada por lo menos una vez al día, mínimo. Me gusta hacer maldades anónimas.
No soy muy dada para hablar de cosas serias. No suelo estar segura, pero me arriesgo, ¿ser arriesgada es de grande? Me gusta sacar la cabeza por la ventana hasta cuando, de tanto aire, no puedo respirar más. Me encanta el silencio, sobre todo en grupos.
Canto. Canto sola, a los gritos, y cuanto más desafino, más divertido me resulta.
Y me sorprendo. Me asombro. Me encanto.
Pero eso sí, soy lo suficientemente grande como para decir que si o que no según mis ganas.
Y me río, me río, me río bastante. Hasta a veces un poco, me río de Janeiro

#taxidriver

7 Mar

La musica y el taxi. El taxi y la musica. La musica casi que define al taxi, en realidad, a su conductor. Es ley. Hay excepciones, pero no seran estas lineas quienes las describan.
Al subir al auto, como primera medida y como para ir levantando la guardia, mirar si en el autoestereo hay un CD o tiene puesta la radio. Si en el visor me tira “Track 14” hay que ser mas cautos con los comentarios o criticas porque lo que se esta escuchando fue elegido de antemano y es de su preferencia. Cualquer burla hacia sus gustos sera acreedora de un paseo interminable y una bajada de bandera mas cara que en Zurich, Suiza.
Si bien es cierto que con alguno que otro hemos coincidido en los gustos musicales, norlmalmente, es mejor hablar del clima que sobre si Pink Floyd era mejor o peor con Barrett. Para con el resto, mejor desentenderse un poco y hacerse el boludo.
Si esta sintonizada una FM, y no un CD, es mas facil polemizar sobre la musica porque no es él quien selecciona las canciones.
Existe otra opcion y no es muy facil de abordar tampoco. Si lo que escucha es AM , puede ser por dos motivos: compañía o informacion. Si el dial esta clavado en una emisora y cuando le hablamos el chofer sube el volumen es porque realmente le interesa lo que esta escuchando, y seguramente, es formadora de su opinión . Luego la hara extensiva a sus pasajeros con frases como “que puta esta Cristina, nos miente en la cara” o “Si Riquelme jugara por lo que cobra seria mas que Messi, Palermo si que era buen tipo”.
Ciudades como Tandil, por ejemplo, tienen la particularidad de que la mayoria de los choferes de taxis y remises alcanzan los 60 años de edad. Tras jubilarse de sus respectivas profesiones deciden volcarse al traslado de pasajeros. Coincidir con alguno de ellos si que es dificil.

¿De que manera le comento que al Negro Gonzalez Oro lo prefiero cantando antes que en ese magazine de mierda?

¿Cuantas cuadras podemos escuchar a Arjona o Sergio Denis sin emitir un comentario maleducado?

¿Esta muy mal visto llevar un CD e intentar que lo ponga y asi escuchar lo que queremos?

Lo mejor es sentarse atras de su butaca, donde ambos espejos no nos ubiquen, y mascullar mirando tras la ventanilla mientras dure el viaje.

MORFINA

29 Feb

Exploto mi angustia
comiendo pirañas

Observo en mis piernas
la mortalidad

Todo lo que falta no viene,
estas creencias
ya no son mías.

Bañado en morfinas
no puedo tragar

Porque rompe el viento
al vegetal?…

Creo que prefiero quedarme acá,
prefiero aguantar acá
hasta que pronto amanezca.

ARMAR

6 Feb

Viene un rumbo especial
Disfrutaremos  del bienestar

Fuimos arrojados al natural
Somos nosotros las  fieras

Somos  el amor del odio
Somos  el alma de todo

Veremos dormir a muchos
Y refugiados los que sigamos
Buscaremos el amar.

21 Dic

PERMISO PARA PISAR

19 Dic

¿Por que tenemos que pagar por una porción de tierra? Si el individuo que me la cobra es una unidad de humano (1) , igual que yo. Si la tierra es de todos, es un desprosito que incluso él haya pagado por eso.  ¿Quien le cobró Dios o Gea?
Cada persona deberia recibir al nacer, supongamos, 10m2 de tierra. Si luego cuando crece  quiere prestarla, alquilarla, venderla o hasta regalarla, es su problema.
Con esto no digo que evitariamos la acumulación e bienes, pero de base, todos empezaríamos el juego con una ficha, la misma ficha, lo mas justo.
Bajo esta perpectiva la conclusion es que somos lo que heredamos: si heredamos poco, no somos nadie y si el legado es grande, somos importantes. Esto genera una jerarquia entre humanos, que resulta irritante, en la que los que tienen manejan y ponen las reglas a quienes no.
Pero deberiamos tener ese derecho, al menos esa es mi teoria hoy,  que tengo que juntar un tocazo para pagar el alquiler a alguien que lo unico que hace es prestarme un espacio fisico en nuestro planeta.
Esta todo vendido.  El suelo está marcado por lineas y divisiones que solo constan en biblioratos, que en la práctica desconocemos, pero que no podemos pisar sin permiso ¿Permiso? Sí, permiso para caminar como si mañana fuera un antojo pagar por el aire que respiramos. Ojalá esté muerto ese día.

Imagen extraida de alquimiadelplaneta.com.ar

Foto: Nicolás Tito Lescano del blog lanegramelleva.blogspot.com

 

PIDIENDO FUEGO

17 Nov

Pido fuego en la entrada de una clínica, quien me convida es un viejo que disfruta el tabaco tanto como yo. Observo como la gente sale y entra, tristes y, algunos felices, en busca de un round mas, de mas posibilidades para cumplir sus sueños.  Hay mucha gente mayor, la cual su carne comienza a pasarle factura. Se los arregla, les ponen parches y en muchos ojos ya se refleja el miedo, el terror a lo desconocido. Percibo todo esto como natural y me río de mi, de ellos, de todos porque no me gusta llorar.

 

 

LA MUERTE NO SE FESTEJA

18 Oct

Este mes tuvo un finde largo, muchos estuvieron de la costa y luego retomaron sus respectivos trabajos o estudios, pero como no sé cuántos se tomaron el tiempo para reflexionar sobre el por qué del (nuevo) Día de la Diversidad Cultural, pareció apropiado escribir algunas lineas.
“Día de la Raza”, denominado hasta hace poco, una paradoja. Todavía se sigue festejando sin siquiera parar la pelota dos segundos para pensar en el qué y cómo de esta espantosa celebración. Esta fue la raza que más perdió y nos tomamos el tiempo para divertirnos.
Siglos conmemorando “la fusión de los pueblos originarios con sus descubridores españoles” como los manuales del cole y programas de tv nos vendieron, vendandonos los ojos sistematicamente para no contarnos que españoles, británicos y portugueses vinieron a saquear un continente menos desarrollado pero con más riqueza que el suyo.
Todavía ver banderas españolas cada 12 de octubre, como si fuera un orgullo haberlos recibido en nuestro continente, me resulta tan repulsivo como las visitas del Fondo Monetario Internacional.
Aun recuerdo que en el 92, y como parte de 500 aniversario de tal acontecimiento, el canal Televisa organizó un programa especial con carabelas gigantes como escenografía y decenas de mexicanos actuando de colonizadores. ¿Acaso se olvidaron que SU país fué quién más sufrió el genocidio conquistador? ¿Nunca reflexionaron lo aún más rica que sería su cultura si no hubiesen violado su espacio? Su pais es nuestra América y su historia, identidad.
A veces siento mucha culpa por llevar una piel más blanca que la que me corresponde. Lo remedio leyendo a Galeano, o desde hace menos escuchando a Calle 13. Ellos me devuelven un poco de pertenencia. Hagan la prueba. Siéntanse latinoamericanos y piensen en reconstruir su identidad. No se mientan. Dejen la rivalidad Argentina- Brasil para los idiotas, despojensé de los resentimientos bélicos (y muy retrógrados) con los vecinos chilenos y paren de mofarse de pares bolivianos o paraguayos. No seamos nuestros propios verdugos y recuerden siempre que todos dormimos bajo la misma luna.